La edificación es un antiguo pajar, tiene una antigüedad superior a los 120 años y era un anexo de la casa de labranza del abuelo Felisindo.
Está situada en la aldea de Outeiro de Orraca, cuyo origen más probable sea el de un casal medieval, uno de tantos creados en la Edad Media en el municipio de Allariz y como su nombre indica es lógico ligarlo al nombre de Doña Urraca, muy relacionada con la historia de Allariz la que goberno por orden directa de Alfonso VI que transformo Allariz en Villa Real. La aldea está al pié de la "Calzada", una derivación de la VIA XVIII, que comunica con otra que une Celanova con Ourense.
La aldea vivió hasta mediados del siglo XX de la actividad agrícola y ganadera, combinando la producción de cereales, patatas, carne y leche de vacuno destinadas a la venta y al autoconsumo.